receta_apio_canonigos

El apio, uno de los mejores aliados de tu salud

El apio es una gran fuente de riqueza nutricional, así como una gran fuente de potasio. Esta hortaliza pertenece a la misma familia del perejil y el hinojo, es originario del sur de Europa y era muy utilizado en la antigüedad clásica  como un aliado natural para los hipertensos. La hipertensión arterial, constituye el factor más importante de riesgo de enfermedad cardiovascular y se asemeja con la vida sedentaria, hoy en día supone una  verdadera pandemia.

En España la hipertensión afecta a casi 30 millones de individuos. Hoy en día muchos especialistas recomiendan el uso de recursos naturales para la hipertensión, como el Apio. El apio como Hipotensor, en la medicina tradicional existe su uso ya en lejano oriente, por el año 200 antes de cristo ya se utilizaba. En la actualidad sigue usándose en la medicina tradicional China, en Vietnam, Corea, etc…, también sabemos que los griegos y romanos durante la antigüedad clásica lo utilizaban como calmante.

Son numerables los beneficios que este vegetal aporta a nuestra salud, desde la perdida de peso, hasta prevenir la acidez estomacal. Cuando hablamos del apio tenemos que tener en cuenta que es una gran Hortaliza con grandes propiedades nutricionales y medicinales. Ya en la antigua Grecia, Hipócrates, utilizaba el apio por sus propiedades medicinales y los romanos y griegos lo utilizaban por su uso culinario como curativo.

Otro de los factores que no debe de pasar desapercibido es su bajo contenido calórico, el apio es común en la mayoría de dietas, sin embargo tras conocer sus múltiples beneficios querrás incluirlo en tu alimentación diaria. La forma más sencilla de consumirlo es crudo o  en stick.

A diferencia de la mayoría de verduras, el apio conserva de manera excelente los nutrientes aún después de haber sido cocinado al vapor,. Los principales expertos lo consideran una fuentes importante de vitamina K, ya que una sola taza contiene cerca del 30 % de la ingesta diaria recomendada. Además es una gran fuente de vitaminas A, C y B. Entre los beneficios además podemos destacar:

       Regulación del colesterol y presión sanguínea. Un  químico encontrado en el apio reduce los niveles de colesterol dañino en un 7 %. Y la presión arterial un 14 %.

       Perdida de peso. Una taza de apio contiene sólo 16 calorías, además de fibra dietética.

       Propiedades antiinflamatorias. La inflamación crónica juega un papel importate en el desarrollo de enfermedades como asma y artitis, la alta cantidad de antioxidantes que  contiene este vegetal              ayudan a reducir inflamación.

       Reduce la acidez estomacal. El apio es un antiguo remedio popular para la acidez estomacal.

–    Digestión. Una taza de apio aporta el 6 % de la ingesta diaria de fibra recomendada por los expertos, esta nos ayudará a regular el flujo intestinal, además previene la aparición de úlceras.   

 

 

 

 

 

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *